El santuario de la becada

El santuario de la becada

Cientos de becaderos de todo el continente europeo peregrinan hasta este pequeño y turístico pueblo de la costa del Mar Negro donde esta enigmática ave encuentra abrigo cada invierno. Allí viajamos también para tratar de darle caza sumergiéndonos en su inmensidad de robledales y pinales.

Escribe: Teresa Urquijo.
Fotos: Autora y Lucas Urquijo.
Foto apertura: Shutterstock

Cazándola con perro en los bosques búlgaros de Sozopol.
Cientos de becaderos de todo el continente europeo peregrinan hasta este pequeño y turístico pueblo de la costa del Mar Negro donde esta enigmática ave encuentra abrigo cada invierno. Allí viajamos también para tratar de darle caza sumergiéndonos en su inmensidad de robledales y pinales.

Artículo obtenido de la revista Jara y Sedal

Ver artículo completo en PDF